jueves, 21 de noviembre de 2013

Leonardo Sbaraglia - Choele



Choele
En la ciudad rionegrina de Choele Choel vive Coco con su padre. Hijo de padres separados, Coco fue criado por el hombre de la familia y la ausencia materna se siente cada día más. Entre ambos hay un vínculo especial y muchas complicidades. Pero una joven muchacha mucho menor que el padre y más mayor que el hijo irrumpirá en sus vidas y pondrá a Coco en un lugar antes no experimentado: El nacimiento del amor y la primera decepción.
Choele es una película de iniciación que narra en ese duro pasaje de la niñez a la adultez lo que pasa con un padre y su hijo cuando una mujer irrumpe en sus vidas. Pero también es una película sobre la obsesión. Al principio del relato, el personaje de Leonardo Sbaraglia le contará a Coco una historia sobre una obsesión y esa palabra será la que marcará a los personajes durante toda la película. Diferentes obsesiones irán dando forma a la historia sutilmente, pero que serán los desencadenantes de cada una de las problemáticos que la atravesarán.
Protagonizada por Leonardo Sbaraglia, Guadalupe Docampo y Lautaro Murray, Choele es una película intimista sobre los vínculos en donde todos los personajes están en la medida justa y natural. Tal vez el mayor problema sea el de apelar a ciertos recursos plásticos, como la música, para remarcar situaciones que narrativamente están bien dramáticamente, sin la necesidad de subrayados innecesarios que terminan jugándole en contra al resultado final.
Choele es un film que sigue la línea impuesta por su director en La Tigra, Chaco, y que más allá del recurso del nombre de una ciudad, bien podría funcionar como una secuela o precuela de su antecesora, en donde alguno de sus personajes atraviesa transversalmente la historia para pasar de una a la otra.