domingo, 1 de junio de 2014

Leonardo Sbaraglia mira de verdad. Y esa virtud explica su magnetismo.



Leonardo Sbaraglia tiene más de cuarenta películas en su haber, pero entiende que cada vez es como una nueva prueba: es decir, no actúa de taquito. Y no le esquiva al trabajo: en menos de un año puede filmar de tres a cuatro largometrajes, como ocurrió en el último tiempo con Choele, Cinco segundos antes de morir, Relatos salvajes (que triunfo en Cannes) y Aire libre, que está por estrenarse y en la que comparte cartel con Celeste Cid. Se trata de una historia que muestra, a través de un conflicto de pareja, la crisis del amor en un mundo en que todo caduca y no se sabe bien cómo formar una familia y seguir entusiasmados...
¿Y vos cómo hiciste para no separarte? Con Lupe, tu mujer, ya llevan juntos casi veinte años... -La verdad es que me quiero correr de la idea de tener el matrimonio perfecto. No es así. Pero, bueno, ya que preguntás... (se sonríe). Me parece que la clave es darles a los sentimientos el valor que se merecen. Nosotros priorizamos el amor profundo. -¿Puede haber ayudado que tu mujer sea artista plástica y no esté relacionada con el universo de la actuación? -Sin duda. Ella, gracias a su profesión, puede realizarse en cualquier lugar del mundo. Por eso, cuando se dio la oportunidad, nos fuimos a vivir a España sin ningún problema.

Leer más