martes, 21 de abril de 2015

Leonardo Sbaraglia furioso - Sangre en la Boca.


Si Relatos salvajes lo mostró en una faceta feroz, esta vez supera esas escenas. Desde diciembre, Leonardo Sbaraglia anda a las piñas, soltando su furia en gimnasios y reventando bolsas de entrenamiento. ¿Qué le pasa? La respuesta es el cine: después de casi 50 películas, ahora la pantalla grande lo tendrá como un boxeador. Sangre en la boca se llama el filme que comenzará a rodar en unos días, bajo la dirección de Hernán Belón (El campo). Leo trabaja intensamente con un profesor profesional, el ex campeón interino welter de la AMB Diego “La Joya” Cháves, quien lo ayuda a ponerse en la piel de Ramón, un boxeador que no asume que en breve deberá colgar los guantes.“Aunque no parezca, es una historia de amor, de mucha intensidad y violencia. Golpe a golpe, mi personaje se irá enamorando de una actriz 20 años menor que será elegida por casting”, contó ayer Sbaraglia a Clarín en un alto de su entrenamiento. “Ya había hecho boxeo para la película 'Plata quemada', de Marcelo Piñeyro, por necesidad de acercarme a cierta rudeza. En unos días voy a visitar la Federación de Box y a empaparme de historias que tengan que ver con boxeadores”.A dos meses de cumplir 45 años, Leo sigue instaladísimo en Buenos Aires, pero programa varios viajes al año a España, el país que más lo convoca para propuestas cinematográficas. Su próximo aterrizaje en Madrid será en septiembre.Al rodaje de Sangre en la boca -que será todo en Buenos Aires-, se sumará una actriz italiana que encarnará a su esposa, con quien entrará en crisis al conocer a la joven boxeadora. “Vengo de filmar en 9 de julio 'No te olvides de mí', opera prima de Fernanda Ramondo, un precioso guión, una historia que transcurre en los años 30”, detalla. El 7 de mayo se estrenará Choele, de Juan Sasiaín, otro filme que lo tiene como protagonista, y volveremos a tener sobredosis de Sbaraglia en pantalla. Sana costumbre.