sábado, 12 de julio de 2008

Ficha Personal




Nombre completo: Leonardo Máximo Sbaraglia Farsetti.


Fecha de nacimiento: 30 de junio de 1970.


Lugar: Buenos Aires.


Signo del zodíaco: Cáncer.


Estatura/Peso/Calzado: 1,78 m./68 Kg./44.


Color de ojos: Verdes. Pelo: Castaño.


Nombre y profesión de sus padres: Roxana Randon, actriz y profesora de teatro; Horacio Luis Sbaraglia, psicoanalista.


Hermanos: Es el segundo de cinco hermanos varones.


Estado civil: Casado con Guadalupe Marín, escultora y pintora argentina.


Hijos: Julia.


Estudios: Secundarios en Historia en la Universidad de las Madres de Plaza de Mayo.


Debut: En cine, La noche de los lápices (1986), de Héctor Olivera; en televisión, la serie Clave de Sol (1987); en teatro, Huérfanos (1990), de Lyle Kessler.


Primer premio: Mejor Actor por Caballos salvajes (1995), de Marcelo Piñeyro, en el Festival de Viña del Mar.


Actor español: Javier Bardem.


Actriz española: Leonor Watling, Paz Vega, Najwa Nimri.


Actriz extranjera: Meryl Streep.


Director español favorito: Víctor Erice, Buñuel.


Director extranjero favorito: F.F. Coppola, Scorsese, Ken Loach, Emir Kusturica.


Director español con el que no ha trabajado y le apetece: Almodóvar, Fernando León, Medem, Bigas Luna, Amenábar, Agustí Villaronga.


Una película reciente: La ciénaga, de Lucrecia Martel.


Una película de siempre: Novecento, de Bernardo Bertolucci.


Libro que está leyendo: Creía que mi padre era Dios, de Paul Auster.


Música: Jazz, clásica, flamenco.


Un olor: El de los tilos de mi infancia.


Una comida: Toda, me encanta comer.


Un hobby: Jugar al fútbol.


Una fobia: La cerrazón de alguna gente.


Una pasión: Aprender más.


Un lugar para volver: El Perito Moreno (Patagonia).


Un político: Che Guevara.


Una razón para vivir: Infinitas.


Armas (ajenas) para conquistarle: La inteligencia.


Algo que solo hizo por dinero: Algunos trabajos en televisión.


Algo que nunca haría por dinero: He renunciado a dinero por rechazar ofertas de televisión de las que me hubiera arrepentido siempre.


Lo que más admira: La gente que se ocupa del otro.


Lo que más detesta: La gente que niega al otro.


Posesión más preciada: La experiencia.


Una ambición profesional: Un proyecto mio en teatro.


Una ambición personal: Disfrutar más de la vida; ser cada vez mejor persona, y más culto.